La Palabra de Dios para hoy

2 articles

Cuatro claves para la oración contestada

Esta oración inspirada del salmista nos da tres hermosas razones para creer que Dios contestará nuestra oración. Tres razones que son independientes de cualquier situación o circunstancia particular o de cualquier emoción que podamos sentir.

No más bajo condenación

Aquí el salmista luchaba con una fuerza oscura que nos ataca a casi todos en algún momento: la fuerza de la condenación. Todos tenemos un enemigo, un acusador, uno que busca hacernos sentir culpables, indignos, uno que nos recuerda nuestros fracasos, nuestras fallas, y nuestra indignidad.